Sopwith Camel – Historia del icónico luchador de la Primera Guerra Mundial

En la Primera Guerra Mundial, las tácticas aéreas involucraron inicialmente el uso de globos y aviones solo para observación, como medio de detección de artillería y recopilación de información. Pero a medida que crecía la necesidad de evitar la observación del enemigo, se introdujeron aviones de combate equipados con armas sincronizadas en ambos lados, y nació el combate aéreo, también conocido como peleas de perros. Para las Potencias Centrales, el Fokker Eindecker alemán fue su luchador más exitoso. Y para los Aliados, ese título pertenece al Camello Sopwith. Pero, ¿qué hizo que este avión de combate británico fuera tan efectivo y tan importante? ¡Sigue leyendo para averiguarlo!

Desarrollo y diseño

Antes de que el Sopwith Camel adornara los cielos de la guerra, llegó su igualmente importante predecesor, el Sopwith Pup. En octubre de 1916, el primero de ellos llegó al Frente Occidental. En los últimos meses de 1916, el Escuadrón No. 8 RNAS destruyó 20 aviones enemigos sobre el campo de batalla de Somme. Pero aunque tuvieron éxito, los Sopwith Pups fueron superados por cazas alemanes actualizados, incluido el Albatross D.III, lo que provocó el desarrollo del superior Sopwith Camel.

Los requisitos principales para el Sopwith Camel eran simples: armamento más pesado, mayor agilidad y mayor velocidad. Con diseños encabezados por el diseñador jefe Herbert Smith, este nuevo avión se denominó «Big Pup», aunque su designación oficial fue Sopwith F.1. La inclusión de un carenado de metal sobre los calzones de las armas, diseñado para evitar que las armas se congelen a gran altura, dio como resultado una forma de joroba, lo que llevó a los pilotos a llamar a este nuevo avión Sopwith Camel.

Imagen del modelo de avión Sopwith Camel a escala 1:16 de DeAgostini, como parte de un blog sobre la historia de la Primera Guerra Mundial del Sopwith Camel.

El Camel mantuvo similitudes con el Pup, pero tenía un fuselaje más grande en forma de caja de madera. Además, tenía paneles de madera contrachapada alrededor de la cabina, un capó del motor de aluminio y dos ametralladoras Vickers de 7,7 mm (0,303 pulgadas), montadas en la parte delantera de la cabina. Estos cañones estaban sincronizados para disparar a través del disco de la hélice. También se incluyeron cuatro bombas Cooper, que se utilizarán para ataques terrestres cuando sea necesario.

El primer prototipo de Camel, propulsado por un motor Clerget 9Z de 110 HP, fue pilotado por Harry Hawker el 22 de diciembre de 1916 en Brooklands, Weybridge, Surrey. La Oficina de Guerra Británica emitió un contrato de producción de 250 Sopwith Camels en mayo de 1917, con un total de 1325 producidos en 1917. Cuando terminó la producción del tipo Camel, se construyeron un total de aproximadamente 5490.

Características del vuelo

Si bien el Sopwith Camel tenía ventajas significativas sobre el Pup y el Triplane, resultó ser mucho más difícil de volar. La posición estrecha del piloto, el motor, las armas y el tanque de combustible en los siete pies delanteros de la aeronave creaba condiciones extremas. maniobrabilidad y manejo exigente.

El autor de aviación Robert Jackson señaló:

“En manos de un novato, mostraba características viciosas que podrían convertirlo en un asesino; pero bajo el firme toque de un hábil piloto, que sabía cómo convertir sus vicios en su propio beneficio, fue una de las máquinas de combate más soberbias jamás construidas”.

Su reputación como un avión implacable creció rápidamente a medida que los pilotos sin experiencia no lograban adaptarse a la empinada curva de aprendizaje. Uno de los principales problemas era que el Camel carecía de un plano de cola de incidencia variable. Esto significaba que para mantener una actitud nivelada a bajas altitudes, los pilotos tenían que aplicar una presión constante hacia adelante. El Camel también podría configurarse para volar sin intervención a gran altura, pero las entradas en pérdida darían lugar instantáneamente a giros peligrosos.

el frente occidental

El Sopwith Camel entró en servicio en junio de 1917, con el Escuadrón No. 4 del Royal Naval Air Service, estacionado cerca de Dunkerque, Francia. A finales de mes, los escuadrones navales n. ° 3 y n. ° 9 estaban equipados con Sopwith Camels, y en febrero de 1918 era el avión principal de 13 escuadrones.

Su primer vuelo de combate fue el 4 de junio de 1917. Al día siguiente, el as canadiense de la Primera Guerra Mundial, el mayor Alexander MacDonald Shook, obtuvo la primera victoria del Camel, destruyendo un Albatros D.III alemán. Otro as canadiense, el mayor William George «Billy» Barker, derribó 46 aviones y globos durante 404 horas de vuelo operativas en su Sopwith Camel, la mayor cantidad de cualquier caza de la RAF.

Defensa del hogar

Si bien la ofensiva fue una gran parte del esfuerzo de guerra del Sopwith Camel, jugó un papel igualmente importante en la defensa de Gran Bretaña de los ataques aéreos alemanes. Los camellos volaron desde los aeródromos de Manston y Eastchurch para contrarrestar las incursiones diurnas de los bombarderos alemanes y, tras la protesta pública por la mala respuesta de Londres a las incursiones nocturnas, el RFC desvió los camellos destinados al frente.

Las aeronaves requeridas para las defensas nocturnas se equiparon rápidamente con luces de navegación, mientras que un número limitado recibió cambios adicionales. Apodados Sopwith Comic, estos Camel modificados tenían sus ametralladoras Vickers reemplazadas por ametralladoras Lewis, y sus cabinas se desplazaron hacia atrás para permitir que el piloto recargara.

Imagen del modelo de avión Sopwith Camel a escala 1:16 de DeAgostini, como parte de un blog sobre la historia de la Primera Guerra Mundial del Sopwith Camel.

Durante la incursión nocturna final de los alemanes el 20 y 21 de mayo de 1918, una combinación de 74 Sopwith Camels y RAF SE5 interceptaron 28 German Gothas y Zeppelin-Staaken R.VI. Esto resultó en que los bombarderos alemanes sufrieran su mayor derrota en una sola noche sobre Gran Bretaña, con tres bombarderos derribados por aviones y dos más por fuego antiaéreo.

Acreditado con el derribo de 1294 aviones enemigos, el Sopwith Camel fue el avión aliado más exitoso de la Primera Guerra Mundial. No es exagerado afirmar que la participación del Camel tuvo un gran impacto en el resultado de la guerra, convirtiéndolo en uno de los aviones de combate más importantes de la historia. Nuestro Camello Sopwith escala 1:16 es una réplica fiel, que consta de piezas de madera y metal muy detalladas. ¡Ordene un kit completo ahora y construya su propio modelo impresionante de este legendario luchador de la Primera Guerra Mundial!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *